martes, 12 de noviembre de 2013

WHATEVERS II - La chica nueva.

Ya estábamos todos sentados en las sillas mirando la pizarra, cuando la señorita Berta abrió la puerta de la clase. Delante de ella, una niña cabizbaja y con las manos bien apretadas.
 -Os presento a María y desde hoy, va a ser vuestra compañera de clase.
María avanzó con timidez hacia la mesa de Don Braulio y el la sujetó por los hombros, obligándola a mirar al frente.
-María, preséntate a la clase.
Con mucho esfuerzo María levantó la mirada y dijo:
-Hola, me llamo María, tengo 8 años y he venido a vivir aquí con mis padres.
D. Braulio le mostró el pupitre que quedaba libre al fondo de la clase y ella se apresuró a sentarse.
Yo sabía bien lo que era “ser el nuevo”. El curso pasado lo fui hasta que llegó Mariano, en enero, y me tocó aguantar carros y carretas.
No pude menos que mirar hacia atrás y la cara de María, ¡me dio tanta pena!, que no estaba dispuesto a permitir que le ocurriera lo mismo.
Tocaron el timbre y todos salieron como locos al recreo. Mi primer impulso fue también ese, pero me acordé de lo que había prometido y me volví.
Allí seguía, sentada en su silla, sin moverse. Me acerqué y le tendí la mano, la agarró con fuerza y salimos juntos al recreo, ese día, y al otro, y al otro…
Las horas del cole, antes interminables, eran ahora tan cortas que se me ponía el corazón en un puño cuando llegaban las dos.
Un día del mes de Febrero, Fernando y los suyos no dejaban de molestar. Alrededor nuestro cantaban una serenata que no lográbamos descifrar muy bien. Quizás porque tampoco les prestábamos mucha atención. Más tarde, en clase, Julianín nos pasó una nota que le había llegado de Marcelo: “Manuel y María son novios”.
¡Así que era eso!
El viernes de Carnaval, día de disfraces en el cole, lo teníamos claro. Ambos con el traje de los domingos y el resto en la cartera, preparado para nuestra gran aparición. Al sonar el timbre me volví y ya se estaba colocando el mantelito de encaje en la cabeza. Cogidos del brazo, hicimos el paseíllo, cruzando todo el patio bajo la mirada atónita del resto de la clase.

Y colorín, colorado…



Tenía muchas ganas de probar esto, pero lo de la historia me ha echado para atrás siempre. No se me da bien escribir y menos inventar. Os aseguro que me ha costado un potosí, pero aquí está.
Ya me diréis que os parece.


The Whatevers es un proyecto creativo y literario creado por Cat ScanlonVicki Chrisman y Nathalie Kalbach en 2012. Este año se han unido al equipo Martha Richardson y Cuchy.
En sus blogs tenéis el resto de historias. ¡Sorprendentes!


9 comentarios:

  1. un relato muy bonito y la página chulisima.

    ResponderEliminar
  2. Una página simple pero con mucho sentimiento. Besicos!!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Qué bueno Tesa!! Que historia tan genial y tan tierna. Y ese fondo de estrellas! Me ha encantado. Mil gracias por participar y por quitarte el "miedo". Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cuchy!. Me ha costado mucho lanzarme, pero me alegra un montón haberme atrevido por fin, ha sido muy divertido. Un besazo.

      Eliminar
  4. I love it!!! Wonderful ! thank you so much too for playing along with us!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you so much for your challenge. I loved the photo. The history have been very difficult for me, but I´m happy because I thought that I don´t be able to imagine anything and here it is. I´m waiting the next whatevers.
      Hugs!

      Eliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin